INSIGHTS LA CLAVE DEL TODO

Cuando las palabras empiezan a estar de moda, casi automáticamente pierden sentido; se tergiversan. Desvían su significado original y terminan siendo todo y nada a la vez; o peor aún, si este término viene de la lengua inglesa, la confusión toma dimensiones colosales. En el caso del concepto que veremos en esta ocasión, es un ejemplo de lo que sucede cuando pasa por diferentes disciplinas y cada quien le da una interpretación. No pretendemos tener la verdad absoluta, sino el de poner en perspectiva este concepto para tratar de que, en la reflexión, podamos acercarnos a un uso más apropiado de esta palabra y saber con mayor precisión qué queremos obtener cuando buscamos un insight.

Por Alberto Mijares

al.mijares.f@gmail.com

Insight tiene tiempo empleándose en la mercadotecnia y relativamente poco en el diseño, cuando vimos que este término se emplea en ambas disciplinas, caímos en la cuenta que empezaban a ser entendidas de forma similar, pero distanciadas de su origen, de ahí que decidimos tratar de poner un poco de orden, ya que, si sigue esta tendencia, todo será insight. Por ejemplo, a la palabra estrés se le culpa de todos los males de nuestro tiempo, cualquier alteración emocional es estrés, como la palabra no es de origen hispano, no hubo ni hay una comprensión del término y lo único que hace es desligarnos de la comprensión del origen de lo que verdaderamente nos afecta. Deberíamos decir: estoy preocupado, nervioso, ansioso, molesto, etc., para que así se pueda contrarrestar el sentimiento que nos afecta, pero como decimos estrés, no sabemos qué nos pasa y vamos por la vida en un estado permanente de inconsciencia, agra- vando cada vez más nuestros males y no dándoles solución.

El insight es un término utilizado en Psicología desde hace mucho más tiempo y proveniente del idioma inglés, que se puede traducir al español como “visión interna” o de manera más general como “percepción” o “entendimiento”. En la psicología se espera que mediante un insight la persona “capte”, “internalice” o comprenda, una “verdad” revelada*. Ya en psicoterapia, se refiere a cualquier conducta en la que se obtiene una percepción sobre los propios estados y procesos mentales patológicos o de sus cambios terapéuticos. Este tipo de insights pueden ser intelectuales, emocionales o conductuales, y que implican una comprensión cognitiva o vivencial, o un cambio de conducta observable. El término se emplea tanto en la psicoterapia psicoanalítica como en la guestáltica. Pero vayamos un poco más lento: a lo que se refiere el párrafo anterior con “La visión interna en la que se capte y se internalice”, que menciona Seguí Sendera, nos habla de que es un proceso en el cual cada individuo debe autodescubrirse, caer en la cuenta de sus actos y sus pensamientos. Estos, como se menciona, pueden ser intelectuales, emocionales o conductuales. Los intelectuales están relacionados con los más de 10 mil pensamientos que tenemos al día, en un diálogo interno que nos aísla de la realidad o nos crea una realidad alterna, ficticia, en la que nos sentimos más cómodos. Es cuando descubrimos que algunos de estos pensamientos nos afectan en lo personal y en la relación con las personas, es ahí cuando logramos esa visión interna, que vemos esos patrones de pensamiento y eso es muy bueno, ya que, si alguien nos dice que estamos equivocados, al vivir nuestra realidad alterna, estamos convencidos de que nuestros pensamientos son la verdad absoluta y es el insight el que permite darnos una pequeña luz de consciencia, por lo menos.

De la misma manera los insights emocionales o conductuales son aquellos que son más activos, ya que los pensamientos se quedan en nuestra mente, pero estos últimos son más reactivos, y hasta irracionales, ya que son disparados por nuestro cerebro reptiliano que es meramente reactivo: él no reflexiona si está bien hacer una escena de celos, de ira, y si vamos a hacer el ridículo en público, él cumple con desencadenar una acción que le sea satisfactoria e incluso placentera. De ahí que muchos les sea común tener episodios coléricos, o de cualquier índole que altere el sistema emocional, ya que muchas emociones agradables o desagradables terminan siendo placenteras por todas las sustancias secretadas para mantener el estado de alerta que se requiere.

Para lograr lo anterior y notar esos comportamientos, es porque ya hubo implicación de una comprensión cognitiva o vivencial, o un cambio de conducta observable. Esto quiere decir que podemos hacernos conscientes ya sea porque hubo un pensamiento que nos hizo entrar en cordura o que hubo algo situacional que nos dejó una experiencia que haya permitido ver la escena egóica que nos afecta y cómo actuamos en ella. El insight, tanto en su aplicación en el sentido terapéutico como en la teoría gestáltica del aprendizaje, consiste esencialmente en “darse cuenta” de una situación: en el primer caso, en el terapéutico, es un determinante de la curación, ya que permite llegar al origen y, como mencionamos en el estrés, es hacerse consiente de lo que nos afecta. En el segundo término, en el del aprendizaje, se refiere a qué nos deja esa experiencia, esto permite evitar en la manera de lo posible, caer en dichas circunstancias de nuevo.

Cazau P (2002) Vocabulario de Psicología. Redpsicología Online.

https://glosarios.servidor-alicante.com/psicologia/insight

Para entender un poco más sobre esta disciplina, tendremos que saber qué es y cómo funciona la mente según psicología de la Gestalt.

Esta parte de la premisa que pensar es muy similar a percibir, es decir que, para pensar, se han de organizar los estímulos para formar una unidad compleja. Por lo tanto, esta considera que los procesos psicológicos se analizan de manera global, además de la distinción entre pensamiento productivo y pensamiento reproductivo.

El pensamiento productivo sería aquel que reorganiza elementos constitutivos de un problema para encontrar una solución nueva, mientras tanto el pensamiento reproductivo, consiste en la aplicación de métodos ya conocidos. Desde la perspectiva de la Gestalt, se considera que encontrar la solución a un problema equivale a considerarlo desde una perspectiva diferente, reordenando sus elementos y aprovechando también la experiencia pasada, generar un conjunto coherente o Gestalt (configuración perceptiva) a la cual se llega precisamente por insight.

Un insight desde un punto de vista psicológico es una “concienciación” de la solución es un cambio repentino que conduce a las personas a experimentar la sensación de comprensión del problema. La idea de que la aplicación de hábitos del pasado inhibe la resolución productiva de los problemas y ha sido denominada por la Gestalt como fijación funcional. Por ejemplo, en ocasiones, puede producirse una especie de bloqueo mental contra la utilización de un objeto conocido en una nueva forma de uso. El sentido del humor es una vía hacia la flexibilidad y creatividad del pensamiento que justamente nos ayuda a superar el bloqueo mental y la pobreza de ideas.

http://www.psitam.com/2017/10/02/funciona-la-mentesegun-a-gestalt/

Elementos del psicoanálisis para entender un poco más

J. Canto y C. Muñoz explican en una investigación al respecto de este tema, que el insight se entiende en psicoanálisis, como un paso en un proceso terapéutico y se define como la percepción significativa de aquellos denominadores comunes de la conducta… se distinguen dos partes en este proceso: un insight intelectual donde se puede percibir una interacción por medio de una reestructuración, todo. Por otro lado, el insight emocional, donde se reproduce el afecto que corresponde al insight intelectual (alivio, ansiedad, culpa, etc.), este insight es primordial para alcanzar resultados amplios pues la reestructuración emocional es una parte esencial del proceso.

La terminología en inglés y en español puede variar en su traducción, ya que en las acepciones de las palabras se pueden mostrar variantes, por ejemplo: en la misma gestalt existe un concepto denominado, awareness, (darse cuenta o tomar consciencia), que constituye el núcleo teórico y terapéutico… y alude a cierto tipo de experiencia inmediata, es la capacidad de darse cuenta, es un proceso gradual, un continuum de consciencia. El awareness forma parte de la relación individuo-ambiente, que incluye pensamientos y sentimientos, pero se basa siempre en la percepción de su situación actual. Insight, en Gestalt, tendría un carácter más puntual, sería un “contacto” entre consciente e inconsciente, como “una iluminación” repentina. En tanto awareness es un proceso gradual, un darse cuenta poco a poco, insight es un proceso puntual o de sí o no. El awareness se va llenando de sucesivas insights.

Existe un tercer concepto: conciusness, relacionado con los dos anteriores (insight y awareness), designa otros estados de consciencia distintos del darse cuenta. J. Canto y C. Muñoz

Los gestaltistas consideran un cierto paralelismo entre “su” awareness y el insight emocional del psicoanálisis ya que en ambos se da una expansión de la consciencia de la relación actual entre organismo y ambiente, con efecto positivo de la sensación de descubrimiento. El denominado insight intelectual del psicoanálisis correspondería al concepto gestáltico de conciousness.

Los insights en mercadotecnia

Insight es uno de los términos más usados en el contexto del Marketing, sin embargo, es una de las grandes utopías de nuestro medio – reconocen los mismos mercadólogos-, quienes le ubican como una revelación o descubrimiento de aspectos ocultos de la forma de pensar, sentir o actuar de los consumidores que generan oportunidades de nuevos productos, estrategias y comunicación accionables para las empresas.

Como vemos, el concepto original que manejaban las disciplinas de la mente, ya perdieron relación y sólo queda la revelación de aspectos ocultos ya no de las personas, sino que ya se convierten de pacientes a consumidores.

En el mundo del Marketing de Contenidos, en el que tanto se habla de entender al consumidor, un insight se obtiene tras la investigación de una relación más profunda entre la marca y el consumidor permitiendo conocer mejor cómo conectar de manera adecuada con todos ellos. Al encontrar un insight adecuado, se puede obtener información que no siempre es fácilmente observable, es decir los aspectos no tangibles de la forma en que el consumidor piensa o siente, y ayudan a encaminar los esfuerzos en fidelizar al consumidor de una forma más óptima.

https://www.40defiebre.com/que-es/insight/

La definición generalizada de este término proviene de un anglicismo, el que nos dice que: Insight es la capacidad de tener una comprensión clara, profunda y a veces repentina de un problema o situación complicada.

Diccionario Cambridge Vemos en esta definición un resumen práctico de lo que es un insight, sin embargo, en éste no se especifica si el insight es obtenido por la

persona involucrada o es obtenido por alguien más por medio de diversos métodos que trataremos de abordar para su mayor comprensión.

Insights o inputs del consumidor en la investigación de mercados

Ya hemos hablado propiamente de qué es un insight desde un punto de vista sicológico y aplicable a un discurso del marketing, pero ¿existen insights en la investigación de mercado? Pues muchas de las mejores estrategias se construyen a partir de éstas. Cuando se hace un estudio de mercado, las agencias suelen entregar un resumen estadístico de las respuestas y una serie de datos duros. Esos NO son insights. Insight es lo que podemos descubrir detrás de esos números.

Es este el origen de esta investigación, ya que empezamos a oír que los datos duros eran tomados en cuenta como insights, sin embargo, conocer las estadísticas de determinada población, ya sea en obesidad, violencia, preferencias de producto, etc. Son sólo un panorama que puede ayudarnos a entender el contexto de lo que queremos obtener como un insight. Los datos forman escenarios que ayudan al investigador a ver un panorama y el ambiente en el cual pueden surgir esos insights.

Para tal efecto la obtención de información, ya sea cualitativa o cuantitativa son inputs, es decir, estamos alimentando al estudio con números importantes que nos hacen entender la magnitud del problema o las características propias bajo un común denominador que nos permita incluso graficar y crear estadísticas; pero esos inputs, no se pueden considerar como otra cosa más que datos, ya que como vimos no siempre nos

hacen caer en la cuenta, incluso los mismos números pueden ser interpretados de diferente manera si no se define bien el contexto o el objetivo del estudio y serán meras conjeturas, pero definitivamente, no son un insight.

El input es la obtención de información relacionada al tema que queremos conocer y no necesariamente puede derivar en un insight, ya que carece de un anclaje emocional o situacional.

La buena mercadotecnia es una mezcla equilibrada de Key Brand Benefits (KBB) o ventajas diferenciales, potenciadas y obtenidas a través de insights, ya que lo KKB atiende, son los beneficios que las personas encontrarán en los productos que adquiere, estos beneficios son los obtenidos sobre lo que le preocupa, sobre sus deseos, etc. Una de las investigaciones que el neuromarketing y otras filosofías de Desarrollo Humano nos comparten, es que las personas actúan siempre por los miedos. Identificar la magnitud y sentido de estos, es muy importante, ya que, lo que compramos, hasta lo más mínimo puede ser incluso para prevenir algo; desde una botella de agua por si nos da sed, o bien si adquirimos un artículo ostentoso. Esto nos habla del miedo al qué dirán, etc. Si analizamos cada cosa que hemos comprado, son para darnos una seguridad y reafirmarnos.

El objetivo del insight es saber cómo justificamos esa magnitud y sentido, en relación de la importancia en nuestras vidas, por ejemplo la urgencia de comprar el mejor celular, ya que, si el insight es por miedo a la inseguridad; trataremos de comprar uno con la mejor cobertura, la batería más duradera, etc. Si por otro lado buscamos aceptación, tendremos que asegurarnos que la gente se dé cuenta de la marca que estoy adquiriendo e incluso saber lo que se gastó en él y ahí va implícita la magnitud; se vería reflejada en el precio que se pagó y la cantidad de gente que sabrá si adquirí determinada marca y modelo.

Más confusiones ¿insights o conclusiones?

Siendo un término que se está usando prácticamente a diario, a menudo se confunde entre insights con conclusiones, esto es normal ya que si se buscan definiciones como esta de The American Heritage® Dictionary of the English Language, explica que es “El acto o resultado del entendimiento de la interna u oculta naturaleza de las cosas o de percibirlo de una manera intuitiva”, es claro que se confundirá más al lector y si peor aún, leemos la definición del Collins English Dictionary, veremos que dice “Un penetrante y frecuentemente repentino entendimiento, de una situación compleja o de un problema”.

En español también se tienen imprecisiones ya que se explica como: “Resolución que se ha tomado

sobre una materia o deducción a que se ha llegado tras su estudio o análisis”.

Después de haber leído estas definiciones, debemos comprender que las interpretaciones a esta palabra son ambiguas y carentes de sentido práctico, ya que no vemos una posible aplicación ni en psicología, ni en mercadotecnia y menos en diseño.

Un insight implica aspectos como la percepción, el entendimiento y un conocimiento que puede derivar en insights cada vez más profundos, son conceptos abstractos que generan sensaciones que la razón no puede comprender porque intervienen incluso aspectos sensoriales y emociones que el raciocinio no alcanza a graficar. Por el contrario, una conclusión nos habla de resolución, resultado y decisión en muchos casos inamovible y contundente basada regularmente en un acto racional y analítico, con una conclusión tomamos decisiones en base a datos ya conocidos. Un insight, por el contrario, como lo vimos puede ser un acto de iluminación, llevada por un correcto desarrollo de la intuición. Por eso la gente que obtiene insights es muy especial, ya que se basan en otros aspectos que los métodos de investigación de mercados no alcanzan a comprender.

La mercadotecnia como una disciplina proactiva no se queda atrás en ofrecernos sus definiciones realizadas por el Consumer Truth:

  • “Los insights son los aspectos ocultos de la forma de pensar, sentir o actuar de los consumidores que generan oportunidades de nuevos productos, estrategias y comunicación accionable para las empresas” (una revelación o descubrimiento).
  • “Los insights surgen luego de una indagación a profundidad de los aspectos ocultos, profundos, inconscientes o inconfesables del consumidor”.
  • “El insight surge de un deseo, motivación o necesidad no revelada (latente) y a menudo inconsciente”.
  • “Los insights son la base de nuestras estrategias, así que hasta que no lo encontremos, no podremos definir la mejor estrategia. Los insights son los que marcan la diferencia”.

Si observamos únicamente las coincidencias que hemos estado viendo a lo largo de esta investigación, podemos notar que esos aspectos ocultos que nos da la mercadotecnia están en la mente del consumidor por medio de los pensamientos y las emociones. Lo que llama mucho la atención es sobre la frase que dice: “aspectos inconfesables del consumidor”. En este punto, y a diferencia de las encuestas, la gente siempre responde lo que quiere que sepan

de ellos, pero es difícil que acepten ciertas conductas o gustos por considerarlos inconvenientes para los intereses del encuestado, de ahí el valor del insight, ya que estos vienen incluso de esa parte oculta de nosotros y que es difícil ventilarlas o reconocerlas, a menos que tengan una utilidad práctica y que sirvan para alimentar incluso esa parte oculta de las personas, como la gula, el sexo, los apegos, el consumismo, adicciones, etc.

¿Qué es y qué no es un insight en marketing?

En la cultura popular está llena de frases, dichos y anécdotas que permiten entrever la realidad de muchas sociedades, y que en el fondo hay un insight que permite sonrojarnos ya que es una verdad que pierde rigidez y se deja de tomar en serio a ciertas circunstancias a manera incluso de broma, entre estas hay muchas, como ¨Cuando tienes hambre no eres tú mismo¨ o ¨Los hombres que más disfrutan bailar son los que peor bailan¨. Son verdades o percepciones generalizadas en las que casi todos o muchos pueden coincidir. Las marcas se valen de estas verdades para acercarse a las personas y generar historias que deriven en la promoción de sus productos. Y estas incluso no son muy profundas o trascendentales, ya que a mucha gente lo que le interesa es pasarla bien, no el tiempo o el costo, por ejemplo, las noticias del sitio Buzzfeed, están llenas de estas “verdades” que la gente suele hacer bajo

muchas situaciones: ¨20 cosas que te pasan si tienes 30¨ o ¨10 momentos que viviste si eres fanático del orden¨. Sin embargo, estas no tienen un sustento fidedigno como para buscar los insights que necesitas en un sitio con contenido dudoso, pero entretenido como el antes mencionado.

http://interlat.co/que-es-un-insight/

Un insight es una verdad en la mente de los consumidores

Para que una de estas verdades culturales se transforme en insight es necesario indagar un poco más y ponerla en el contexto de la marca. Es ahí donde cobra un valor creativo y de comunicación que permite explotarle. Un insight es al mismo tiempo, una oportunidad de comunicación.

Los insights ya existen: hay que salir a buscarlos.

Los Insights en el diseño

Siempre hemos dicho que diseño y mercadotecnia van de la mano en muchos aspectos, en este caso, en el de entender al cliente no será la excepción. En el camino creativo que se desarrolla desde la investigación de mercados hasta el proceso de diseño, el apoyo de insights ha resultado de mucha utilidad para el desarrollo de productos.

A pesar de tratar de explicar este concepto, este puede parecer ambiguo y disperso para los diseñadores, ya que implica diversas versiones del conocimiento del mercado o en su caso del usuario, tales como la intuición fundamentada y el análisis de datos provenientes de la etnografía, hábitos de consumo y comportamientos humanos por mencionar algunos.

Pero el diseño puede nutrir sus ideas con los insights si sabe cómo obtenerlos y cómo sacar provecho de ellos.

Existe un ejemplo muy claro sobre los insights relacionados al producto que encontramos de Juan Isaza, Director de Social Media de Strategic planning, quien nos dice por ejemplo que: “las amas de casa perciben de mejor calidad un detergente para ropa que genere más espuma durante el lavado. Pero esa percepción, en la mayoría de las ocasiones no es consciente y difícilmente sabrá darle una explicación”.

El insight en el caso del detergente, radicaría en la relación existente entre la espuma y su capacidad de limpieza; con esta información se puede desarrollar un detergente que genere mucha más espuma al momento de lavar. La observación, el análisis y la intuición fundamentada ayudan en la obtención del insight para marketing y diseño.

Diseño e insight

El diseño puede ser reorientado por medio de la construcción de insights

En el diseño, siempre se habla de inspiración, sin embargo, ese es otro proceso que abordaremos algún día, ya que implica diversos procesos que permitan llegar a la obtención de ideas que se puedan capitalizar. Pero es común que los diseñadores de antaño visitarán museos, bibliotecas y librerías en busca de elementos que les ayudarán a generar una idea. Ahora cabe teclear en un buscador en la computadora y se nos presentan cientos de productos, ideas, fotos, etc., de lo que queremos diseñar y se escoge el que le guste al diseñador por afinidad y lo retoma, haciendo una contrapropuesta. Nada tan poco creativo y poco útil en términos de producto, ya que puede gustarle al diseñador y posiblemente a la empresa que lo va a fabricar, pero de ahí a que tenga éxito en ventas, es otra historia. Lo increíble del caso es que muchas veces los diseñadores, algunas compañías y empresarios, prefieren diseñar copiando y mejorando lo que vieron en una revista o en Google, que crear por medio de insights, ya que muchos diseñadores incluso proporcionándoles los insights sobre cierta circunstancia y que por medio de esa área de oportunidad puedan generar propuestas, prefieren seguir sus propias iniciativas; ni hablar, tenemos que decirlo, es parte de su naturaleza y más en especial en países de América Latina.

La nueva forma de trabajar de los diseñadores es la de comprender

esos insights en “detonadores de ideas” y así, partir hacia nuevos productos, con mayor sentido y dirección sobre las fuerzas creativas que todo diseñador espera plasmaren sus creaciones. Y tener conciencia de lo que se pretende “detonar” en el consumidor, y fundamentar así el trabajo creativo.

https://www.paredro.com/claves-para-obtener-insightscuando-diseno-y-mercadotecnia-tienen-un-porque/

Encontrar un insight, es el resultado de haber comprendido lo que realmente mueve a la gente a hacer las cosas que les motiva, ya sea, por ejemplo, a comprar algún producto, incluso de manera caprichosa. El verdadero insight, y el que realmente funciona, no está creado por una marca, sino descubierto por ella. Éste implica entender la naturaleza del consumidor, su forma de pensar, su inconsciente, su día a día, cómo el cliente entiende las cosas y las relaciona con sus emociones, sus miedos, sus anhelos, etc.

Si somos capaces de encontrar insights, podremos hacer que la gente se sienta identificada emocionalmente con la marca, que sientan que la marca les habla a ellos y habla de ellos.

Un insight que no sólo ayuda a vender, sino que ofrece al cliente aquello que realmente quiere, pese a que muchas veces no lo sepa, para ello es muy importante comprender la inteligencia emocional colectiva y la estructura razonativa e intentar ver más allá de lo obvio.

Para definir un insight, al igual que para realizar cualquier campaña de marketing y comunicación, es necesario hacer un estudio de mercado y un estudio de segmentación para conocer a los clientes objetivo, teniendo muy claro conceptos como: quién es, qué quiere, cómo lo quiere, qué piensa, cómo piensa, cómo siente, cómo interpreta, por qué hace las cosas que hace, qué es lo que realmente valora, cómo interactúa con las marcas, por qué elige una marca y no otra, cuál es la verdadera función de sus productos y servicios, etc. Lo anterior incluso sin hacer preguntas directas que puedan sesgar la respuesta, es decir, las preguntas directas pueden inhibir a las personas y terminen mintiendo. De esta manera podremos determinar qué es aquello que realmente necesitan y sobre todo qué estímulo debemos utilizar para acercarnos de la manera más efectiva. Sin embargo, ya desde hace años, las marcas intentan potenciar la ESP (Emotional Selling Proposition), es decir; una propuesta emocional de venta, pues ya que descubren qué argumentos emocionales son más fuertes, más duraderos, más efectivos y más vinculantes. La ESP está basada en la relación emocional de la marca con el consumidor, donde el beneficio que se promueve pasa por las emociones y no por el raciocinio. El foco está en el consumidor y no en la marca.

https://www.idearium30.com/en-busca-del-insight-i36

Si el insight está bien definido, irá de la mano de la ESP y será el más fuerte argumento de venta, ya que conseguirá llegar, captar y enganchar al consumidor.

Importancia de los insights en Publicidad

Siempre hemos considerado a la publicidad como una ciencia que entiende y se comunica uno a uno con las personas de la manera más eficiente que jamás se haya dado. Cuando se les da un mensaje a las personas, este ya va digerido, pero la publicidad debe provocar una acción y una reacción en quienes lo ven, ya que al no haber estimulación, al no retar mentalmente a las personas, la comunicación carece de impacto. Si hacemos trabajar un poco a la mente del consumidor, el momento en que surja la comprensión del mensaje, será un insight. volviendo automáticamente el marketing más persuasivo y memorable.

Ejemplos de insight en el marketing

Hay muchas marcas que son expertas en trabajar con los insights. Los anuncios de El Palacio de Hierro son en especial un tratado de lo más oculto y profundo de cierta sociedad de consumo que se identifica rápidamente con frases cortas y directas, por ejemplo, en un anuncio de Totalmente Palacio, una atractiva mujer ostenta el copy: Podré ser S/M/L pero nunca equis.

¿Cuál es el insight?

El anuncio implica una doble connotación: La joven jamás pasará desapercibida (nunca será equis) y además nunca será talla extra (un pecado entre ellas hoy día -dejando de lado connotaciones de responsabilidad social-).

El preciso momento en que las mujeres caen en la cuenta de esta doble connotación, es un insight, y ese instante es el generador de una empatía con la marca y por ende abre la posibilidad de un puente directo con la gente y un activador de compra increíble.

Hay que señalar que una manera relativamente sencilla de generar insights es con el uso adecuado de las figuras retóricas. Estas son signos (palabras o imágenes) pensadas por el “emisor” para que el receptor interprete mejor

el mensaje. Es decir, pueden contribuir a la redundancia, al énfasis, la comparación, etc., y éstos trabajan sobre un nivel sintáctico.

Hay campañas muy exitosas en el marketing que tienen insights, ya que han perdurado muchos años, como las de empresas como Bachoco, Librerías Ghandi, etc. Luis Maram octubre de 2010.

Ikea, por ejemplo, lleva años realizando campañas basadas en insights y ESP, por ejemplo, tiene frases como: “No vende muebles ni ambientes, vende actitudes, placer, relaciones, comodidad…” o bien “Tenéis derecho a dormir tranquilos”. Donde Ikea desarrolla el insight de la tranquilidad que necesitan los padres, sabiendo que los niños duermen del tirón.

En resumen sobre los insight

Para obtener un insight, debemos desarrollar una gran capacidad de observación científica y objetiva, es decir, hay una gran diferencia en mirar gráficas, mirar cómo la gente se divierte, sufre, llora, etc. A observar la raíz de las circunstancias que nos llevan a esos comportamientos que en muchos de los casos creemos que sólo nos pasa a nosotros, y sabemos que hay muchos más con los que compartimos ciertos gustos o manías, que hasta nos da risa. Es esa observación profunda, la que se hace sin pensar, sólo fijándose en los detalles y conectándola con nuestra conciencia para descubrir la raíz de cada cosa que decimos o hacemos.

En el momento en que el intelecto trata de hacer un insight, lo único que atina es a contar, numerar y clasificar. Los ocurrentes y creativos tienen una gran oportunidad de ser cazadores de insights, ya su perspicacia natural hace que tengan una mente más relajada para tomar las cosas más a la ligera y dejar fluir a las personas y captar esas señales no explícitas que emitimos a cada momento, en lo que decimos, hacemos y no hacemos, todo un entramado que muy pocos pueden captar.

Compartir

Deja un comentario