CÓMO SERÁ EL CONSUMO DESPUÉS DE LA PANDEMIA

consumo despues de la pandemia

consumo despues de la pandemia

Consideraciones sobre los nuevos hábitos de consumo tras el confinamiento.

Ya mucho se ha hablado en muchos foros sobre el COVID 19 y la economía, es algo que todos vivimos de alguna manera y es difícil decir algo que no hayamos vivido o conocido de primera mano. Tuvimos que cambiar nuestro estilo de vida y ahora también la forma de adquirir mercancías. En toda crisis, hay quienes pierden y los que sacan partido de esta situación para salir fortalecidos. La ventaja que tuvimos en esta ocasión a diferencia de otras pandemias, fue el haber contado con el internet y de todos los servicios que ya se venían ofreciendo por parte de las empresas. El punto está en saber ¿cómo quedó el mundo después de todo esto? ¿cómo será el mundo tras todas estas situaciones? Básicamente lo veremos desde dos perspectivas, la personal y la comercial, pero una va de la mano de la otra; los que tuvimos que modificar algún hábito, fue gracias a los servicios de diferentes empresas, principalmente de comunicaciones, al igual que muchas empresas que por fin dieron un salto a lo digital y a las redes sociales para interactuar con sus clientes y tener un acercamiento con ellos.

Después de abril, muchas empresas cambiaron sus números a favor y otros la están pasando muy mal, al igual que las personas, tuvieron que cambiar sus gastos dándole más presupuesto a unas y quitando otras, por ejemplo, era innecesario tener que pagar doble servicio de internet, es decir: datos móviles y wifi estando en el mismo lugar sin salir de casa. El consumo de datos móviles según varias fuentes bajó alrededor del 15%, mientras que las conexiones de wifi incrementaron, ya sea por contratación o aumento en la velocidad de transmisión, pues el tráfico se incrementó más del 40% debido a los servicios de streaming, videojuegos y redes sociales.

El consumo no se detiene, si bien bajó la demanda por consumo de gasolinas, se incrementó en consumo de luz, alimentos, servicios de streaming y entretenimiento en casa, así que todo el tiempo estamos consumiendo, la pregunta es ¿cómo se realizan las compras durante el confinamiento y cómo han cambiado las formas de compra y pago? Esta pandemia por Covid-19 realizó una serie de cambios en todos, el confinamiento, como medida antipropagación del virus, nos obligó a adaptarnos a un nuevo estilo de vida y a nuevos hábitos de consumo muchos de ellos más responsables, sustentables e incluso digitales.

Una de las principales beneficiadas fueron las marcas reconocidas o con mayor nivel de recordación, y que tuvieron la ventaja de contar ya con plataformas muy sólidas para dar soporte a la demanda de búsquedas y compras en línea, eso permitió identificar los siguientes comportamientos:

Acercamiento a las marcas

La gente realiza sus búsquedas conforme a lo que se le viene a la mente, ya con la búsqueda surgen nuevas opciones, pero esta ha sido una prueba de fuego de posicionamiento de marcas, pues la interacción con las empresas es vía digital: Las conversaciones de chat en los sitios de empresas, así como en Facebook Messenger han llegado a aumentar hasta en un 62% en los dos últimos meses, mientras que por su parte los e-mails abiertos llegaron a su punto más alto el este 25 de mayo con un 259% – según Datos de HubSpot.

Cada vez más digitales

Las personas han recurrido al ecommerce como nunca antes, para adquirir lo que necesitan para su nuevo estilo de vida, entre ellos, el pago de diversos trámites y servicios, hasta la compra de su despensa o el envío de comida a domicilio, lo cual aumentó cerca de un 40% en México desde que inició el confinamiento. Las ventas en México por vía online incrementaron entre un 15% y 60% en categorías tradicionales y hasta un 300% en despensas y abarrotes. A partir de entonces el movimiento ha sido de tal escala, que las estimaciones de cifras por estas transacciones aseguran que pueden alcanzar un valor de 864,000 millones de pesos este 2020 en México; de acuerdo a lo expuesto por Oliver Aguilar, gerente de Investigación, Consumo y Telecomunicaciones de la International Data Corporation (IDC), es decir 10% mayor a la estimada antes de la crisis sanitaria.

Para el especialista de IDC este efecto no surgió bajo estas circunstancias, pues ya el 80% de los compradores actuales ya eran habituales en el ecommerce mexicano; sin embargo, es de destacar, que ha crecido su nivel de compras en un 30%. Por otra parte, hay otro 20% de compradores que se iniciaron en el mundo de las compras por internet, algo que hubiera llevado muchos años de esfuerzo lograrlo.

Preocupación por la salud física y mental ante el encierro

Conforme el tiempo iba pasando, la gente comprendió que esto tomaría más tiempo de lo esperado y ante las diferentes circunstancias en casa, la báscula y el estrés fueron un indicador de que algo había que hacer al respecto. Así es que búsquedas como “cómo mantener un estado positivo en tiempos difíciles” aumentaron un 67.50% a inicios del confinamiento en plataformas como Pinterest. Así mismo surgieron tanto para bien como para mal, muchos buenos y malos consejos de influencers, que, si bien ayudaron a muchos, es evidente que confundieron mucho a otros tantos, pues es evidente que la mayoría de ellos no son expertos en salud pública y lo hicieron bajo su limitada óptica para ganar seguidores en un terreno muy, pero muy fértil para estas prácticas al tener una audiencia cautiva y desesperada.

Consumo local

Nos hemos enterado de grandes empresas que están al borde de la quiebra, imaginen a los sectores no primordiales que quedaron inactivos por meses cómo es que están acabando, en especial uno los sectores más afectados por la crisis que son las micro, pequeñas y medianas empresas. Ya que, si bien muchas cosas se pueden comprar en línea, hay otras que no se pueden sustituir, ya sea por no existir una oferta acorde a la población diezmada económicamente o porque al no salir a los centros laborales, lo más obvio y sensato es comprar lo cerca de casa. Esto ha impulsado cierto sentimiento de “localismo” entre los consumidores en todo el mundo. Kantar Worldpanel estima que el 65% de los compradores prefieren adquirir productos creados localmente, con el propósito de ayudar a mejorar la situación económica de su país.

El nuevo concepto para autoservicios

Luego de éste exacerbado comportamiento de distanciamiento social y de las medidas de higiene en lugares públicos, se regresará paulatinamente a espacios públicos y las tiendas departamentales serán una de ellas, pero lo realizarán con muchas precauciones para evitar el contacto físico entre clientes o en diferentes superficies.

Dentro de sus limitantes y conforme a ello, las empresas tendrán que acudir a herramientas tecnológicas para sistemas de pago contactless o plataformas de asistencia digital como los llamados chatbots, para tener locaciones más seguras y confiables.

Ya se están resintiendo los cambios en el comportamiento, pues si bien los adultos y adultos mayores no son expertos en compras en línea, los jóvenes animan a los grandes a capacitarse y probar estas nuevas formas de compra, esto ya es una realidad, pues como indica HubSpot, el 35% de las personas considera que, tras el confinamiento, continuarán realizando sus compras en línea más frecuentemente. Por otra parte, un 41% consumirá marcas con un rol más activo en favor de la sociedad.

Fuentes: forbes.com.mx y marketing4ecommerce.mx

Compartir

Deja una respuesta