El Home Office y el estrés en la pandemia (parte 2)

El-Home

El-Home<-Office-y-el-estrEs-en-la-pandemia---oct-2020

Pros y contras de llevar la oficina a casa

Este asunto de la pandemia vino a mover a la sociedad y a las empresas, muchas al borde de la quiebra y otras aprovechando la coyuntura repuntaron sus ganancias. Sin embargo, nadie o casi nadie está exento ante las limitantes de esta pandemia, por mucho éxito que tenga su empresa, no pudo salir de viaje, a divertirse, etc. Sus hijos siguen sin poder ir a clase, hay siempre efectos colaterales alrededor de esta pausa que no ha dado los frutos que se esperaban, el tiempo que ha tardado ya es mucho más de lo que los políticos esperaban, sus estrategias se han venido abajo y eso ha afectado hasta en las preferencias partidistas y de aceptación. Pero el punto que nos concierne en esta ocasión es esta nueva forma de trabajo que para muchos ha sido el home office, que sin duda ha cambiado la perspectiva del negocio y todavía está por medirse sus alcances, aunque ya hay cifras al respecto, la parte cualitativa queda todavía en entredicho.

Ya mucho se ha hablado sobre este tema, pero, aun así, todavía quedan cosas por decir: cerca del 50% de los trabajadores podrían padecer afectaciones mentales a causa del estrés laboral que están padeciendo aproximadamente un75 % de la fuerza de trabajo en México a causa del confinamiento, según Erika Villavicencio-Ayub, especialista de la Facultad de Psicología de la UNAM, quien ya daba cuenta antes de ésta pandemia que hasta el 25 % de los trabajadores, tenían algún trastorno como por ejemplo, depresión.

Según las estimaciones de esta investigadora, es muy probable que esa cifra aumente, debido al aislamiento social que está teniendo gran parte de la población, y que actualmente ya alrededor del 70 % del trabajo de oficina en México se realiza en la modalidad de teletrabajo. Además, de un punto importante que se señaló es que es necesaria una reforma legal en la Ley Federal del Trabajo, para que se establezca el derecho del trabajador a desconectarse fuera de los horarios convenidos de trabajo.

Se subrayó también que la meta es tener la menor afectación mental posible cuando la gente pueda volver a sus lugares de trabajo, pues el trabajo de esta forma tan tóxica, impacta definitivamente en nuestro sistema inmunológico y en estos momentos, éste debe permanecer lo más fuerte posible para evitar que una enfermedad lo ataque.

Entre otros de los factores que se señalan en este estudio es que, al migrar el trabajo a las plataformas digitales ocasiona configuraciones diferentes para el cerebro, el cual hace un esfuerzo adicional para habituarse e interactuar con nuevas expresiones de comunicación.

The Future of the Working Week, es un estudio de Citrix, que es plataforma de espacios de trabajo inteligentes y unificados, reveló que más de la mitad de los trabajadores de nuestro país, considera que nuestro país atraviesa por una epidemia de estrés laboral. Estas respuestas preocupan a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que incluyó el desgaste profesional como enfermedad de trabajo y ante la entrada en vigor en este mes de octubre de la segunda fase la NOM 035 que previene riesgos psicosociales en el trabajo.

Así mismo, las cifras oficiales, también reflejan el estrés laboral que enfrenta el trabajador mexicano, pues de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de los trabajadores padece fatiga por estrés laboral. La principal causa de esta enfermedad de trabajo son las horas extra que laboran los mexicanos y su falta de regulación. Según el estudio The Future of the Working Week, nuestro país es el primer lugar en horas extras trabajadas.

Esto se comprueba ya que el 95% de la fuerza laboral mexicana asegura haber trabajado horas extra durante su carrera profesional, mientras que el 44% reportó que esta situación se repite todos los días. Así mismo, el 31% de los trabajadores ha laborado horas extras por encima del promedio de 3 horas con 29 minutos a la semana.

La principal razón por la que los mexicanos deciden o se ven forzados a realizar horas extras, es porque las consideran una vía para obtener promociones y bonos, ya ni siquiera repercuten en un incremento inmediato en sus ingresos. El segundo motivo, es el flujo de trabajo y las metas desalineadas con la realidad y, el tercero y más triste es ya ser parte de una cultura del negocio.

Como si esto no fuera poco, ya antes de la pandemia, El 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y Estados Unidos, pero el Covid-19 está poniendo a prueba el denominado modelo Home Office en las empresas, pues todavía existían organizaciones que no habían dado el “salto” hacia este modelo, pero la coyuntura actual ante los problemas de contagio, como un factor externo, ha ejercido “presión” sobre estas para que esto ocurra.

Como lo mencionamos anteriormente, el coronavirus afectó al 93 % de las empresas en México, esto se corrobora según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que muestra que, debido a la coyuntura presentada por el Coronavirus, para dimensionar el impacto en la actividad económica y en el mercado laboral del país. Pues según sus resultados, el 93,2 % de las empresas registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus y que la mayor afectación fue la relativa a la disminución de los ingresos.

En esta encuesta realizada por el INEGI se realizó del 7 de mayo al 12 de junio de 2020, con un tamaño de muestra de 4,920 empresas grandes y MIPYMES con instalaciones fijas, en ella se estima que de las empresas que participaron en la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por Covid-19 (Ecovid-IE), poco más de la mitad aplicaron paros técnicos o cierres temporales como una forma preventiva ante el contagio, mientras que por otro lado el 40,4 % no realizaron este tipo de prácticas. Pero debido a la prioridad económica, muchas empresas consideradas como esenciales y que llevaron a cabo paros técnicos o cierres temporales de 21 días o más, registraron un 41,4 % y las no esenciales un 50,5 %

Una triste realidad para muchos es que la mayoría de las empresas prefirió no despedir al personal, pero si la reducción de remuneraciones y/o prestaciones con porcentajes a nivel nacional entre el 19,1% y el 15,4 %. Lo más crudo de todo esto es que solo el 7,8 % obtuvo algún tipo de apoyo, mientras que el resto (es decir, un 92,2 %) no recibió ninguna ayuda.

Pero a pesar de todo esto, durante la pandemia, el 70% de las personas trabaja más haciendo el home office, Las estrategias del teletrabajo implementadas por muchas empresas para continuar operando han sido percibidas por la mayoría de los colaboradores como una mayor carga laboral y aunque para el 85% de los trabajadores es más cómodo el teletrabajo, el 70% de las personas considera que se trabaja más bajo este esquema. Pero a pesar de que la percepción de que estas cargas laborales es alta, la mitad de los empleados invierte entre cinco y ocho horas diarias en home office, y cuatro de cada 10 empleados, entre nueve y 12 horas, según una encuesta sobre el Home Office, elaborada por OCC Mundial y la Asociación de Internet.mx.

En los grupos laborales, por edad, los jóvenes siguen con una jornada laboral de máximo ocho horas bajo la modalidad de trabajo remoto. El 59% de los empleados entre los 18 y 24 años trabaja entre cinco y ocho horas, el 57% de las personas de entre 25 a 29 años también realiza sus actividades en ese lapso. La cifra disminuye a 48% entre los teletrabajadores con 30 a 39 años.

Respecto a Latinoamérica, México es de los países más avanzados en esquema de home office, pues el trabajo a distancia tuvo que ser una necesidad laboral mundial, en la zona de Latinoamérica sólo el 28% de quienes respondieron una encuesta ya a finales de mayo dijeron estar realizándolo. Resalta que en México y Perú el 40% de los encuestados dijeron estar trabajando aún bajo esta modalidad. En la región el país que destacó por tener la tasa más baja de trabajadores home office fue Panamá con sólo un 13%

Dentro de las actividades que han tenido más movimiento durante el confinamiento son: la entrega de pedidos a domicilio, que fue la más activa a nivel nacional con un 45% de las empresas, seguida de promociones especiales con un 33,8%, seguido por el trabajo en casa (home office) con un 32,6 % y claro, las ventas por internet con un 29,6 %

Como vimos, todo evento extraordinario, viene a cimbrar muchas estructuras, principalmente las caducas, muchas veces es necesaria una crisis para renovar las formas en que hacemos las cosas, en este caso los negocios y la forma en que trabajamos y nos ganamos la vida, es también una manera de exponer las buenas o malas prácticas que realizan las empresas con sus empleados y proveedores.

Compartir

Deja una respuesta